La edición del documental dirigido por Jordi Cruz narra desde la idea hasta la realización de la versión de la canción de ‘Resistiré’ que se lanzó en 2020 con nuevas voces durante la pandemia del COVID-19. En ese contexto, a través de diversas videollamadas, y con una edición de gran elaboración y una postproducción de vídeo se narra el cómo se creó.

Edición de vídeo de casi hora y media

La producción, de más de hora y veinte minutos, fue un reto dada la multitud de testimonios, vídeos, narraciones y llamadas que tienen lugar durante el vídeo. Es por ello, que este es un buen ejemplo de la capacidad de edición de vídeo y coordinación para llevar a cabo proyectos de gran envergadura y duración.

A la hora de llevarlo a cabo, tuve que poner en práctica algo que a diario desarrollo, sea una edición simple o compleja, las reglas básicas de edición de vídeo. Tener en cuenta el propósito del documental y su estructura es fundamental para hacer que el ritmo sea adecuado. La duración de los planos, la cadencia de las imágenes, es algo que se tiene que trabajar de forma óptima. La formación y la experiencia ahí se convierten en fundamentales.

Ritmo y edición con videollamadas

Por otro lado, al tratarse de un concepto de documental a distancia, de forma remota, la capacidad de tener planos diferentes era muy limitada, por lo que trabajar la edición de vídeo era fundamental para conseguir una evolución óptima del programa. No podía grabar planos con cada uno de los protagonistas, las imágenes de videollamadas eran las mayoritarias y la calidad de las mismas no era muy elevada.

En proyectos así, que además tuvieron una difusión en televisión nacional, muestro la vocación que tengo por la comunicación, por los medios, y por contar historias que lleguen y se comprendan, objetivo esencial de la comunicación.